Alguien más famoso que tú: Gorki Águila

Image for post
Image for post
En portada, Gorki Águila. Diseño por La Mamarracha. Foto cortesía del entrevistado

Por Roly Veneno

Hoy con nosotros está una figura mítica del underground cubano. Considerado un ciudadano de altísima peligrosidad social predelectiva, es el líder de la banda de punk más importante de la isla. Estoy hablando de Porno para Ricardo y por supuesto, nuestro invitado de hoy es el músico, diseñador, locutor, compositor y sobre todo anticastrista: Gorki Águila.

Image for post
Image for post
Gorki Águila. Foto cortesía del entrevistado

Roly Veneno: Después de tantos arrestos, ¿te has hecho amigo de algún policía? ¿Puedes identificar un seguroso a distancia?

Gorki Águila: Yo soy genéticamente anticastrista y ostento ese sentimiento tan fértil que es el odio hacia todo lo que me quita mi libertad. Casi ninguna canción mía se ha hecho por amor, instintivamente más con resentimiento y desprecio, y solo si la oyes muy en el fondo te das cuenta de que amo la libertad. Reconozco a un seguroso cuando está trabajando en su miserable pincha, mientras no lo está la peste a comunista de infantería es inconfundible.

R.V.: En una perspectiva histórica, ¿tiene sentido autoproclamarse punk? ¿Cómo explicarías el punk latinoamericano?

G.A.: Tiene sentido ser punk sobre todo porque de manera divertida y conveniente te hace indefinible. Una manera de ser punk es no serlo, casi no oigo rock en español.

R.V.: ¿Por qué el rock en Cuba es tan desfasado y cheo? ¿Cómo ha sido tu relación con la Agencia Cubana de Rock?

G.A.: Ha sido desfasado, cheo, complaciente, servil, mimético, cobarde, traidor. Siempre ha habido rock para dormir y rock para despertar. Al movimiento de rock cubano le dieron una amitriptilina o un somnífero poco después de nacer. El castrismo destruyó la música, entre otras cosas. La Agencia de Rock, con sus agentes en el “Maxim Police Rock”, son nuestros enemigos inmediatos después de la AHS, la UNEAC, el Ministerio de Cultura, el Instituto de la Música, la Oficoda, los CDR, el Comité Central, el Jefe del Sector, la PNR, ETECSA-MININT y las cafeterías de séptima categoría, entre otras instituciones.

Artistas Unidos Contra el Totalitarismo, Gorki Águila

R.V.: ¿Odias el reguetón? ¿No crees que es como el punk de los 70? ¿Las quejas de la sociedad actual con respecto al reguetón son las mismas que las de los años 70?

G.A.: Para nada, creo que es muy buena música, el detalle está en que no me identifico con su tribu. Y me asquea en todo lo que ha derivado. Oportunismo y una lastimosa superficialidad cacofónica. Una lástima porque podría ser, entre otras, la banda sonora del camino a la libertad. En un principio este género, según he oído, tenía un matiz de resistencia, pero ya se sabe que en la música pop la resistencia dura poco para bien o para mal. Gran parte del rock, que es técnicamente pop también, ha tenido todos esos ingredientes que de manera clásica reprochamos cada vez que surge algo nuevo y exitoso. Lo fue, por ejemplo, el tango, el son, el ragtime, el jazz o el swing.

R.V.: Hace varios años que se le hizo justicia a la banda peruana Los Saicos y los pusieron como la primera banda de proto-punk en el mundo. ¿Qué se siente que una banda latinoamericana sea la semilla del género que defiendes, teniendo en cuenta que Porno para Ricardo es un referente punk en América Latina?

G.A.: Realmente no siento mucho. Tampoco tenía esa información. Pero sí me da por pensar que las condiciones por las que surge el punk en Londres y NY pudieron haberse dado en América del Sur de manera aislada, quizá existiera la misma información, el resentimiento, el aburrimiento y la misma necesidad de ruptura. Creo que tengo un CD de Los Saicos por ahí tirado, quizás sería buen momento para reescucharlos.

R.V.: ¿Cómo produce hoy Porno para Ricardo? ¿Qué diferencias hay entre el PPR de “Hablando de lo mismo” y el PPR de “Soy porno, soy Popular”?

G.A.: Básicamente igual pero con más comodidad de recursos técnicos. La Paja Recold es producto del total convencimiento desde un inicio de que si queríamos hacer algo desde la sinceridad creativa debíamos hallar autonomía (La Paja Recold digamos que es parte y extensión de Porno Para Ricardo). No solo queríamos separarnos de burócratas castristas, también sabíamos que no podíamos contar con personas que no querían o no podían pagar el precio al que estábamos dispuestos nosotros. La censura hay que pagarla cara, pero tiene una parte extrañamente divertida y creativa. Si te pones pa las cosas existe la vida después de las instituciones.

La diferencia es que “Hablando de lo mismo” está en un disco producido por mí, titulado Ataque Sónico, el cual marca un evidente cambio de sonoridad e influencias sin abandonar el tema anticastrista. Simplemente quería divertirme un poco con la experimentación uniendo algunos de mis gustos dentro de la música. Algo parecido pasa con el proyecto que hice junto a Renay y Kiko que llamé “Schgüips”; este hace un rompimiento más profundo con los Pornos, ya que los textos son más abstractos y la música más lejana a la que habíamos hecho hasta ahora. El tratamiento Ataque Sónico es más electrónico, con reminiscencias de post punk electro pop new wave. La portada está ideada por mí pero realizada por el ilustrador Alen Lauzán. El disco se oferta en la plataforma Bandcamp gratis, solo paga lo que tú crees que vale, ja.

Image for post
Image for post
Ataque Sónico. ArtCover por Gorki Águila y Alen Lauzán

R.V.: ¿Crees que PPR vuelva a sonar tanto como con “Soy porno, soy Popular”? ¿Cómo te ves en el futuro, cuando no haya castrismo vas a seguir dando el berro?

G.A.: Si te refieres a ser conocidos como cuando ese disco se oía, no me lo he preguntado y ahora que lo pienso, no creo que me preocupe mucho más que no poder seguir creando desde cualquier contexto o momento. Lo divertido del hecho creativo para mí no tiene competencia con ser célebre. Esto me recuerda que hubo gente que me preguntó: “¿qué haría Porno para Ricardo si no existiera el castrismo?” A modo de jodedera yo respondí: “seguro una fiesta tipo jornada cultural”, jajaja, pero ahora que lo pienso, al post castrismo y a toda esa mierda del globalismo ya se les ven las garras salir, así que quizá un disco temático nuestro sería anti-post-castrista.

R.V.: ¿Cómo fue el altercado que tuviste con el Negrito, el Coquito, Manu Manu y el Chulo en los estudios del canal 41?

G.A.: Más que con esas criaturas el altercado fue con sus supuestos productores, clásicos descarados haciendo su negocito de traer artistas a Miami, no sin antes manipularlos a la manera castrista y no dejarlos hablar de política por razones descaradas. El suceso en resumen: al terminar de maquillarme paso a una salita de espera que se comparte para todos los artistas invitados. Al hacer entrada siento una risita estúpida entre los reguetoneros que ni por asomo sabían quién era yo. En ese momento se me ocurrió preguntarles con total soberanía si conocían el decreto 340 o no sé qué número, el que se mete directamente con ellos. Pero solo recibí por respuesta la misma risita provinciana. Y es ahí donde entran a participar los tales productores que me dicen, en tono de ofensa, que yo era un payaso y que ellos no venían a hablar de “política”. Yo riposto su ofensa y les pregunto retóricamente si se habían ido de Cuba para seguir callando. Lo que viene después es que el llamado Chulo se pone “creativo” y me da una patada en el abdomen, mientras todos los demás me agreden físicamente. En fin, puro folklore castrista de la más fina y alta catadura.

R.V.: ¿Qué crees de todos los artistas que últimamente se han “rebelado” contra el gobierno al ver sus propiedades y dinero en peligro? ¿Cuál es la diferencia entre disentir por convicción y disentir por preservar privilegios?

G.A.: Es puro descaro oportunista y lo penoso es que aún existan personas en el exilio que ante las palabras mágicas, “Abajo Castro”, se crean el cuento de la exportación de la doble moral y todos sus descaros adyacentes. La diferencia es cuán estúpidos o incautos somos al aceptar un gato por una liebre, un trozo de carne por una tripa, un bistec por un bistec texturizado, un picadillo por uno enriquecido. El chicharrón no es carne de puerco, you know, desgraciadamente la estupidez está de moda en el hit parade. Un oportunista, un descarao, un arribista no me es útil si de buscar la libertad se trata, unirnos a esa clase de gente por conveniencia circunstancial nos convierte en oportunistas en igualdad de hipocresía. Si disientes por hipocresía no estás disintiendo.

R.V.: Porno para Ricardo es un icono cultural de la lucha contra el régimen, pero no solo usas la música para descargarle pa atrás al castrismo. Cuéntame de Cambio de Bola y explícame, si tú eres anticastrista, ¿cómo es el anticastrismo radical de Claudio?

G.A.: He usado también últimamente algo que me apasiona y es la gráfica, el cartel básicamente. Cambio de Bola es un programa entre amigos pa anticastrear de manera sana y divertida, por lo menos para nosotros. Con atisbos de la dinámica radial y el espectáculo, es un personaje que me monto al igual que cuando puedo tocar en directo, jaja. El anticastrismo radical del Claudio es casi el mismo que el mío. Hace poco comentaba con un amigo que los tiempos ya no son como cuando hacíamos una canción en contra de Castro y ya, técnicamente nos definíamos del lado correcto. Dentro del anticastrismo actual puedes encontrar gente de izquierda, gente que le cuadra BLM, supuestos anarquistas y lo más delirante a mi modo de ver, los post comunistas.

R.V.: ¿Qué crees que sucederá en Cuba cuando el sistema cambie? ¿No te preocupa que quizá, una vez derrocado el gobierno y la cúpula administrativa, pueda venir otro gobierno represivo y violento?

G.A.: Jaja, tendría que alquilar una bolita mágica, pero sí estoy convencido de que la pincha es dura y larga para arrancar del tuétano al virus comunista. Hay mucho daño y mucha destrucción, pasará lo que seamos capaces de construir un país entero, sin ingenuidad y con la cultura cívica que tengamos para el momento.

R.V.: Hay algo que me llama la atención, ¿por qué nunca te fuiste de Cuba?

G.A.: No me había fijado en ese detalle. Supongo que no es lo mismo cagarse en el castrismo allende de los mares, y, ¿por qué alguien tiene que tocar en Porno para Ricardo, no crees?

Image for post
Image for post

Written by

Revista cubana de cosas que te callas

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store