Caso # 8: Las cosas no son lo que parecen

Image for post
Image for post
ArtCover por La Mamarracha

Por Roman Gutiérrez Aragoneses

Escorpio es el signo más incomprendido del zodiaco. Incluso podría decirles que esa mala fama que tiene ha sido divulgada como parte de un complot que los mismos ocultistas y astrólogos han construido. ¿Por qué cogerla con un signo determinado? Un signo ejerce influencia sobre el mundo circundante, es como un molde que alimenta cierta parte de la vida con una energía en específico. Escorpio se encarga de atender y escuchar primero el mundo interior e introspectivo de todas las cosas que existen. Las raíces, el fondo, lo que no se ve a simple vista. Intuye de alguna manera el orden misterioso y no evidente de lo que nos rodea. Escorpio descubre, sabe con antelación la esencia de las personas porque se fusiona con ellas.

El humano tiene innata esta capacidad de análisis y de detección de patrones, lo que pasa es que no la ejercita. Si estamos ocupados mirando el mundo exterior o pensando boberías es porque la educación de la humanidad ha sido vilmente manipulada para que, en vez de saber, siempre tengamos más dudas y ningún criterio acerca de las cosas.

La capacidad de conectar con el significado de los sucesos, de ir más allá de las apariencias y descubrir la esencia de todos los asuntos nace en el signo de Escorpio. Y las grandes mentes manipuladoras culturales de la historia se han encargado precisamente de aniquilar nuestro Escorpio interior para que no sepamos de nada. Somos ciegos ante lo que vemos y tanto el hombre antiguo como el contemporáneo han sido hipnotizados, no han sabido darle un significado justo a su vida. Resultado: nadie sabe nada, no hay un criterio que salga del propio análisis y esto se nota desde la imposibilidad que se tiene a la hora de interpretar una flor en nuestro camino hasta el hecho de confundir un gato negro con la mala suerte. El humano cree que equivocarse tantas veces es normal, y lo es, solo porque la coherencia no existe desde hace rato. Jamás hemos visto a un olmo dar peras, pero los hombres, siguen exigiéndole ese fruto a aquel árbol todos los días.

Charlie Brown es el protagonista de las famosas tiras cómicas Peanuts, de donde salió también Snoopy, su querida mascota.

En sus historietas, Charlie Brown es un niño sensible que sufre constantemente, y como resultado, es nervioso y falto de confianza. Tiene una personalidad extremista, siempre pasa de estar muy deprimido a entusiasmarse demasiado: algunos días, se niega a salir a la calle por miedo a que el día pueda arruinarse, y en otras ocasiones se esfuerza al máximo para conseguir sus objetivos. Charlie Brown nació el 30 de octubre de 1946. Y aquí podemos ver lo que les decía. Charlie, al ser un ejemplo de Escorpio, se encuentra con que hay dos fuerzas que lo influencian: la fuerza de saber que todo tiene una causa a la par del mundo que va descubriendo y la presión que ejerce el mundo externo sobre un individuo que es reflexivo y consciente de lo que pasa. De ahí su timidez. Casi siempre, el que percibe cosas por encima de la media se siente culpable, ya que muchas veces al compartir sus descubrimientos termina siendo víctima de la envidia y la censura de los ignorantes de alrededor. Este es el caso de Charlie, intuye las cosas, pero como sabe que el mundo lo puede censurar, se inhibe y se deprime. En muchas películas e historietas, Charlie consulta con su perro Snoopy dudas e interrogantes que lo atormentan. Snoopy es su mascota, y parece muchas veces estar más seguro y dispuesto acerca de cómo vivir la vida que su dueño. Snoopy es como el ser interior de Charlie.

Snoopy llegó a ser tan popular como Charlie Brown. Su nombre significa “curioso” y es un perro que padece claustrofobia, por lo que duerme en el techo de su casita. La casita puede ser símbolo de su mundo interno, atestado de imaginaciones que tiene que sacar a la luz a cada rato. En palabras de su creador Charles Schulz: “Snoopy tiene que adentrarse en su mundo fantástico para poder sobrevivir”. Y adentrarse para este perro es salir afuera, sacar a la luz sus proyectos y tarecos que parece tener acumulados dentro de su casita. Un viaje interno, lo interno es puesto en evidencia como lo obvio.

Tanto Snoopy como Charlie Brown son dos caras de una misma moneda Escorpiana, Charlie dueño de su perro, muchas veces termina siendo la mascota. O lo que es lo mismo, perro de su perro. Y es que un hombre que habla con su perro en busca de apoyo también quiere fusionarse con él, ser lo mismo. Y Charlie Brown encaja perfectamente aquí: nació el 30 de octubre de 1946. Aparte de ser Escorpio, el año 1946 corresponde al año del Perro en el horóscopo chino. Por lo tanto, no solo Snoopy es un perro, Charlie Brown es perro también. Los dos son espejos, uno frente al otro. A Snoopy lo recordamos original y autosuficiente, pero en realidad, lo que vemos es la misma personalidad profunda y directa de su dueño Charlie Brown, la gran verdad de que los perros son el reflejo de sus dueños se pone de manifiesto aquí también. Un símbolo de amistad inquebrantable.

Es normal darse cuenta que Escorpio es un signo en el cual se proyectan las emociones de quien lo está mirando, es el signo espejo del zodiaco donde la gente ve reflejada sus propias proyecciones, por eso es que tiene tan mala fama, quien lo mira mal, ve el mal.

El triunfo de la famosa gatica Kitty (Hello Kitty) se basó en gran medida en esta dinámica. Su creadora, la diseñadora Yuko Shimizu explicó por qué Kitty no mostraba una boca en su rostro:

“Es para que la gente que la mire pueda proyectar sus propios sentimientos en ella, ya que tiene una cara inexpresiva. Kitty parece feliz cuando la gente es feliz. Parece triste cuando ellos están tristes. Por esta razón psicológica nosotros pensamos que ella no debía estar ligada a una emoción y de ahí que no tenga boca”.

Para que no queden dudas, y vean claramente en la imagen de Kitty lo que he estado diciendo: Hello Kitty nació el 1 de noviembre de 1974. Es una Escorpio nacida en el año del Tigre del horóscopo chino. Una gata que es tigre, felina dos veces, su estatura es equivalente a la de cinco manzanas y su peso a la de tres. Cinco manzanas de estatura más tres de peso da un total de ocho manzanas. Escorpio es el octavo signo.

Charlie Brown, Snoopy y Hello Kitty son personajes Escorpio. El concepto principal que sostienen ambas series es el de la fusión entre la amistad y el amor fraterno por encima de todo. Escorpio es un signo de lealtad, de entrega y de amistad inquebrantable más allá de su mala fama y de lo que se geste contra él. Escorpio nos obliga a fusionarnos con lo que vemos, nos permite un acercamiento a las cosas de una manera tal que terminamos dentro de ellas, estando en ellas y, por lo tanto, siendo ellas.

P.D: Snoopy recibió la estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood el 2 de noviembre de 2015. Día y mes de Escorpio.

Image for post
Image for post

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store