Image for post
Image for post
Art Cover por GarcíaGomez

Por Sr. Pozo

Cualquiera que haya sido hippie, seguramente habrá sido arrestado por algo: por “posesión” (de drogas), por “contribuir” (a la delincuencia de un menor), por mendigar, por obstruir la acera. Y si no había motivo claro, por diversionismo ideológico o por “resistirse” (al arresto), por maricón, por friki o por “elvispresliano”. Fortalecido por el LSD (mejor vida a través de la química), habrá llegado lo suficientemente lejos como para ver la distancia detrás de sí mismo, pero sin un rumbo claro por delante. La zafra, las botas sucias y el tizne de la caña quemada de los 60 y 70. ¡Qué fula el sabor a plomo! La sed y los alacranes en las rendijas de los barracones… el semen perdido en el cañaveral.

Su rama filosófica era la concentración y la meditación oriental. ¿Pero cuál era su plan de sociedad? Porque la Revolution había llegado. ¿Qué tipo de comunidad había que construir?, ¿sobre qué modelo? Los hippies yumas vestían chalecos mexicanos brillantes, túnicas orientales y tocado rojo indio. Pero aquí no había nada de eso… Los de aquí se vistieron de milicianos, de guardafronteras. Se vistieron de puritanos revolucionarios, dudosos de quiénes eran, probándose ropa nueva. ¿Cómo saber adónde iban si no veían qué les iba quedando?… Insignias militares y sirenas de alarma.

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store