Image for post
Image for post
ArtCover por Claudia Patricia

Por Victor Fernández

El oficio más temerario del mundo es el de asesino en serie. Me refiero al asesino en serie de hoy, dejando pistas en internet y arriesgándose a ser atrapado por culpa de un teléfono que tenga reconocimiento de la huella dactilar y de la información genética de tus ojos; lo que hace más fácil el trabajo de búsqueda y captura. Millones de máquinas inalámbricas y cámaras por doquier, ese es el dolor de cabeza real de un asesino en serie que quiera tener una carrera longeva, quizá alcanzar las doce víctimas.

No voy a dar más información de la que debo, pero quiero mencionar a un asesino en serie que llamó poderosamente mi atención: Parker. Supe de su existencia en varios grupos de chat (recomiendo White Trash Diary y Supremacist Bones) en la parte under de internet (donde estuvo Silk Road), lo que está debajo de la espesa capa de pornografía que cubre toda la web. Averigüen cómo se entra, todo lo que se publica aquí lo revisan las autoridades y ustedes no conocen el significado de la palabra discreción, así que no me pregunten.

Este asesino en serie (según se comentaba) ya llevaba tres asesinatos. Alguien había puesto una supuesta foto de él y les voy a decir una cosa: el problema de los Estados Unidos y los asesinos en serie es estético; por eso logran romper cualquier barrera moral y despiertan un morbo intelectual sostenido y al parecer inagotable. Son contados los productos de la cultura popular que logran esto.

Es muy fácil repugnarse con Luis Alfredo Garavito por ser colombiano y porque, aunque sea el mayor asesino en serie de niños de la historia, tiene la desgracia de que los rituales satánicos encajan a la perfección en países anglosajones, pero en Latinoamérica se ven como una muestra más de la imagen de salvajismo indígena promovida por los colonizadores. Luis Alfredo Garavito, como muchos otros, sufre de fatalismo geográfico.

Sin embargo, es muy fácil aceptar a Richard Ramírez, The Night Stalker, como un producto interesante pues pasó el filtro de lo latino y cayó en esa denominación ultra angelina que es la de chicano. Un asesino en serie que obtiene todo el perdón del mundo cuando Chris Cornell intenta producir su película y bandas como Brujería, Macabre y Soulfly le dedican canciones. ¿Te comprarías una camiseta con la cara de Ramírez? Claro, después de que la mente maestra detrás del éxito de Marilyn Manson, Twiggy Ramírez, le hiciera honor al componer su nombre artístico y la prensa haya dicho que Richard Ramírez se inspiró en el álbum de AC/DC de 1979, Highway to Hell, para acometer sus crímenes, pues sí, es un producto perfectamente vendible y adorable.

Image for post
Image for post
Flyer de Marilyn Manson con la imagen de Richard Ramírez

En lugar prominente están, por supuesto, los asesinos en serie blancos y yanquis de pura raza como la estrella máxima Charles Manson y otros artistas como Ted Bundy, Pogo o Jeffrey Dahmer, “El Caníbal de Milwaukee”. Personajes ilustres que se ganan lugares prominentes en la cultura popular, arrasan en taquilla con biopics y generan que miles de personas envíen cartas a Netflix pidiendo que les hagan sus respectivas series. Lo más curioso de esto es que ni de cerca los asesinos en serie norteamericanos son los que más víctimas tienen, pero inevitablemente todo lo que nazca en ese país va a ser mucho más famoso y querible, Alan Moore lo dijo en Watchmen: “Dios existe y es americano”.

Un pequeño aporte que evidencia el poder real de la globalización: Charles Manson está considerado el más grande de los asesinos en serie porque convenció a un grupo de personas para que cometieran asesinatos en su nombre (entre ellos el de la insípida embarazada Sharon Tate). Es tan famoso que lo tienen en la historia como la causa principal de que la utopía hippie dejara de ser rentable. Esto todo el mundo lo sabe y lo acepta. Y por supuesto nos queda la escena de Natural Born Killers cuando Wayne le cuenta a Mickey que le dedicó a él y a Mallory un capítulo de su show, aquí la parte más interesante de la escena:

MICKEY

How ‘bout Manson?

WAYNE

Manson beat you.

(CONTINUED)

CONTINUED:

MICKEY

Yeah, it’s pretty hard to beat the king.

Pero también está Jim Jones, el pastor comunista norteamericano que fundó el Templo del Pueblo y el autor de la masacre más interesante de la historia moderna. ¿Cuál es el aporte de Jim? Logró que 917 personas se suicidaran en Jonestown, Guyana, el 18 de noviembre 1978, dando discursos religiosos sobre la cercanía del Apocalipsis, de ellos 276 niños. Además asesinó a cinco personas, entre las que se encontraba el congresista Leo Ryan. Podemos ver a Jim Jones como la parte internacionalista de un segmento de la cultura popular cuyos íconos nos presentan muchas más respuestas de las que vemos a simple vista. Por supuesto, este pastor merece más atención de la que tiene y es inevitable preguntarse lo siguiente: ¿Por qué Manson y no Jones? Porque la obra de Jones no fue en Estados Unidos y por lo mismo que Elvis es el rey del rock´n´roll y no Chuck Berry.

A eso agréguenle que las imágenes del juicio de Manson a principios de 1971 dejan claro que sí, que tú también lo seguirías. También creo importante señalar que su música (Charles Manson era músico y llegó a grabar un álbum) ha sido versionada por bandas como Guns N´Roses y System of a Down. Por eso pido un minuto de silencio para el hombre que vaticinó al escuchar “Helter Skelter” la guerra racial entre negros y blancos que acontecería en el futuro y cada vez se acerca más y para Vincent Bugliosi, el fiscal que nos regaló al inmenso ícono cultural que es Charles Milles Manson.

Pero volvamos al asesino que llamó mi atención, hablemos de Parker. Como les decía, en la foto que habían posteado en White Trash Diary y Supremacist Bones, aparecía un joven blanco con el rostro pixelado arrodillado sobre el logo del equipo de basket de la secundaria de Columbine. Quizá la foto fue tomada por pura casualidad, pero me vino a la cabeza que podía haber una raíz cultural y generacional en los autores de la Masacre de la Escuela Secundaria de Columbine, el suceso cultural más importante y mediatizado de finales de los 90. Y teniendo en cuenta que las bases intelectuales de este suceso están completamente mezcladas a internet, pues ahí Eric Harris tenía una página web llamada: You know what I hate? (como indica, una lista detallada y argumentada de las personas y las cosas que odiaba y cómo eliminarlas), pues se vuelve un perfecto objeto de culto para la generación millenial y la Z.

Eric Harris y Dylan Klebold durante la Masacre de Columbine

Lo interesante de esta masacre es que, si lo miramos bien, desde que salió la primera nota informativa, el funeral televisado y la salida de Holy Wood, el álbum de Marilyn Manson fue el embrión de lo que después inauguraría Paris Hilton como reality show. Lo mejor de todo esto es que en el 2029 van a desclasificar los videos previos a la masacre en los que Eric Harris y Dylan Klebold exponen las causas que los llevaron a perpetrar esta célebre matanza, donde no faltarán las historias sobre el bullyng que sufrieron. Parece que será la mejor segunda temporada jamás vista de un reality show, y sus reboots y remakes ganarán la Palma de Oro en Cannes y por supuesto, el adorado premio Óscar.

Image for post
Image for post
Padre de una de las víctimas mortales de la Masacre de Columbine

Sobre el asesino en serie que nos ocupa, además de la foto en la secundaria de Columbine, dijeron que se hacía llamar Parker. Seguro se estarán preguntando por qué no han oído hablar de él. Hay dos respuestas para eso, la primera es porque no están interesados. La segunda es George Floyd.

Los días de los sucesos que describían en las páginas de chat, coincidían con importantes fechas de la historia reciente de los Estados Unidos y por transitividad y gracias a la tecnología digital, del mundo.

El 27 de mayo de 2020 ocurrió el primer asesinato de Parker. La víctima fue una niña de 13 años (mismo número de adolescentes asesinados en la secundaria de Columbine) llamada Megan Smith de la que han dicho que supuestamente era la hermana o la sobrina o una prima o una novia, la mayoría de los rumores se decantan por la novia. Megan había sido contactada por Parker en un chat donde menores de edad daban servicios de cibersexo y vendían packs de pornografía. Parker llevaba dos semanas comprando las imágenes de la niña hasta que el 27 de mayo logra convencerla para tener sexo. Ese mismo día, entre las 9 y 12 de la noche, Parker viola a la niña en un descampado, la apuñala 134 veces, hay quienes aseguran que fueron 100, otros 172 y otros 200. Para terminar, Parker le llena a la niña la boca con cabezas de fósforos que después enciende, lo que termina por deformarle la boca. Todo esto por supuesto fue filmado. Les recomiendo que no lo busquen en la dark web porque es traumatizante. Esto es real. ¿Por qué nadie se enteró? Porque el reality show de George Floyd ya había comenzado y en las redes solo pasaban el primer capítulo de la película “I can´t Breath”, en la que una de las personas que filmaba indignado la escena le dice al protagonista: “Uno de mis amigos murió de la misma manera”, y el protagonista le contesta: “Voy a morir de la misma manera”.

El 29 de mayo de 2020 ocurre el segundo asesinato. La víctima fue una enfermera de 43 años llamada Amanda Pellicer, madre de dos niñas y viuda de un marine caído en combate en Afganistán. Amanda se dirigía al hospital del Condado de Arapahoe a cubrir casos de emergencia por la Covid-19. En el primero de los cuatro videos que comenzaron a circular aparecía una FN Five-seven que ocupaba todo el cuadro. En el segundo, la cámara tambaleaba apuntando al asfalto mientras Parker se movía, luego se paraba. El tercero era de la FN Five-seven, el encuadre cambia cuando a lo lejos se ven los faroles de un auto. En el cuarto y más largo, exactamente 3 minutos con 46 segundos, Parker corre hasta pararse frente al auto de Amanda, esto se intuye porque solo se ve el asfalto. Una vez que se para el auto, Parker va hasta la ventanilla del conductor y le grita que la baje, mientras le apunta con la pistola. Amanda comienza a llorar y repite varias veces: Please don´t killme. I have two babies in home. Please, i do whatever you want. Please! Parker le dispara en la cara y la mujer termina con la cabeza encima del asiento del copiloto, segundos después el video termina.

Se preguntarán por qué no puso el auto en marcha y escapó. La verdad, para poder contestarles eso tendría primero que tener hijos, luego que me apuntaran con una pistola y el pánico me inundara cada pedazo del cuerpo. Para mí lo inevitable es pensar en las hijas de Amanda. ¿Qué sucedió que no lo vimos? El 29 de mayo transmitían dos capítulos importantes del reality show “I can´t Breath”: el arresto del oficial Derek Chauvin y la autopsia de George Floyd donde decía que la causa de la muerte no había sido ni ahorcamiento ni asfixia.

El 30 de mayo de 2020 fue el día del último asesinato de Parker, hasta hoy. La víctima fue una mujer de 74 años llamada Clara Dunford que padecía el síndrome de Korsakoff. Casualmente Clara Dunford era abuela de un marine caído en combate en Afganistán. Sobre este asesinato hay varias versiones, sobre todo porque solo circuló una foto de la puerta de la residencia de la anciana. En la foto aparecía la hora: 8:43 pm. Supuestamente la anciana estaba sola en su casa desde hacía meses por órdenes de su doctor de cabecera para evitar contraer Covid-19. Hay versiones que aseguran que Parker obligó a la anciana a dispararse en la cabeza. Las otras dos versiones son bastante parecidas. Una asegura que Parker mantenía relaciones sexuales con Clara a cambio de Tiamina, esta no tiene mucho sentido. La última asegura que todo había sido una farsa, puesto que en las noticias locales no apareció ninguna nota sobre este hecho, como había sucedido con los dos asesinatos previos. Recientemente una persona posteó en Supremacist Bones una foto donde aparecía el nombre de Clara Dunford en el obituario de un periódico local del Condado de Adams, zona donde residía Clara. Si fuera cierto o falso, no hubo forma de que este supuesto asesinato llamara la atención: el 30 de mayo aparece otro capítulo del reality show “I can´t Breath” en el que un joven de 19 años moría durante las protestas en Detroit.

Entre las demás informaciones que circulan en internet, me llama la atención una que asegura que Parker forma parte de NSBM Underground, el mismo movimiento al que pertenece Holden Matthews, cantante de Vodka Vultures. Joven que con 23 años fue sentenciado a 25 años de prisión y tres años de libertad vigilada por quemar tres iglesias bautistas afroamericanas en Louisiana entre el 26 de marzo y el 4 de abril del 2019. Esa, aunque interesante, no me cuaja del todo. Pero puede ser verdad, quizá es la punta de un plan de Biden y la Iglesia Católica para enfrentar religiosamente a la juventud o simplemente un cúmulo de leyendas urbanas para que músicos de trap underground hagan culto y canciones.

En Cuba, el problema con los asesinos en serie no es la moral cristiana, en Estados Unidos son más religiosos que aquí. El problema en Cuba es muy simple (o no), es estético.

Image for post
Image for post

Written by

Revista cubana de cosas que te callas

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store