MARTÍ TIENE RAYOS LÁSER EN LOS OJOS

Image for post
Image for post
Ilustración de portada: La Mamarracha

Por Victor Fernández

Cualquier semejanza con la realidad es pura coincidencia

¿Nunca se han preguntado por qué en las marchas del 1ro de Mayo la gente se vuelve como loca cuando pasa frente a la estatua del Héroe Nacional?

En el Memorial José Martí de la Plaza de la Revolución, justo en la estatua del apóstol, hay instaladas unas máquinas que expenden unas ondas que condicionan el funcionamiento cerebral. Estas máquinas están específicamente en la cabeza y las ondas salen a través de sus ojos.

Dichos equipamientos de “condicionamiento mental” fueron introducidos en Cuba en el último cargamento que vino desde el colapsado Campo Socialista. El Ministerio del Interior, en coordinación con las FAR, demoró cuatro años para hacerlos funcionar sin ayuda de científicos soviéticos.

No es hasta los sucesos de agosto del 94 que Fidel ordena montar estas máquinas en la Plaza de la Revolución, para inaugurarlas el 1ro de mayo de 1995.

Recientemente, WikiLeaks filtró unas declaraciones del doble agente israelí Shabtar Halevi en las que hablaba sobre su intervención en el traslado y venta de equipos de experimentación fabricados por el programa MK Ultra para la KGB en 1968, tres años antes de que dicho programa fuera descontinuado.

Una vez que la KGB se hace de estos equipos comienza un periodo de prueba, que coincide con el conflicto chino-soviético, y los utilizan para hacer interrogatorios. Al ver la efectividad que tienen, Yuri Andrópov, el por entonces director de la KGB, ordena crear una sección especial, dentro del Directorio de Operaciones y Tecnología, para el desarrollo de estos equipos. La sección que se encarga de esto es fundada en septiembre de 1969 y bautizada como Oficina 27.

Una anécdota curiosa y poco comentada de los primeros años de la Oficina 27 es que por error, el cineasta Andréi Tarkovski filma instalaciones donde se fabricaban los equipos de ondas expansivas basados en los principios eléctricos del lavado de cerebro, para su película Solaris (1972). Debido a esto, la KGB ordena la quema del laboratorio donde se estaba editando la primera versión de esta película. Contrario a la leyenda de que el Partido le tenía puesto el dedo a Tarkovski, el que no conozcamos hoy esa primera versión es culpa de la idiotez de Andréi.

¿Por qué llegan estas máquinas a Cuba?

Unas máquinas de esta índole serían de una utilidad inconmensurable para un gobierno como el nuestro. Fidel intentaba lograr negociaciones con la Unión Soviética para adquirir estos equipos, pero después de la experiencia de la Crisis de los Misiles en 1962 (donde también se emplearon técnicas conocidas, como MK Delta, antecesora del MK Ultra), la Unión Soviética no estaba en condiciones de entrar en otro conflicto de esa índole. En cambio, tenía toda su atención en la invasión a Afganistán.

Es específicamente en este país árabe donde la KGB hace uso y desuso de los equipos de lavado de cerebro durante los interrogatorios. La Unión Soviética, al ver los resultados cada vez más satisfactorios, trabaja en mejorar y modernizar los equipos y al mismo tiempo, se niega a compartir este nuevo invento con sus amiguitos socialistas. Esto no le gustará para nada a Fidel. Comienza el periodo más hostil entre Cuba y la URSS.

En la visita que Mijaíl Gorbachov hace a Cuba en abril de 1989, uno de los temas principales que se discuten es el de la adquisición, por parte de Cuba, de las máquinas telepáticas. Ante la negativa de Gorbachov y el sector más viejo del Partido Comunista de la Unión Soviética (PCUSS), se utiliza como cortina de humo para la creciente enemistad, los pros y contras de poner en práctica un proceso como la Perestroika en Cuba. Después del mal sabor que se lleva, el Comandante lanza una amenaza siete meses después, en noviembre, cuando dice durante un discurso: Hemos visto cosas tristes en otros países socialistas, cosas muy tristes. Esta amenaza se manejó como un mensaje subliminal del inminente desplome del Campo Socialista. Ese mismo mes, Gorbachov le envía una carta a Fidel en la que le dice que el enfrentamiento entre Cuba y los Estados Unidos dejará de ser interesante y mediático algún día.

La cosa no queda ahí y Fidel espera pacientemente una franja para dar su golpe maestro y adquirir estas máquinas. Ese momento llega antes de lo esperado. El 24 de diciembre de 1989, el Congreso de los Diputados del Pueblo de la Unión Soviética condena la invasión de Afganistán. Fidel entiende que a la URSS solo le queda un suspiro y decide activar sus contactos en la KGB. Por la suma de treinta y dos millones de dólares, pagados en conjunto con Corea del Norte, que también se hace de uno de estos aparatos, logra embarcar la máquina telepática en la última flota de barcos que vino a Cuba procedente del Campo Socialista.

Durante 24 años esta máquina ha propagado ondas telepáticas para generar excitación y anular el raciocinio justo cuando, en las Marchas del Pueblo Combatiente, la turba pasa frente a Martí y por ende saluda a Fidel, Raúl y últimamente a Díaz-Canel. Esa es la causa por la que, sin importar la situación precaria o desastrosa que exista en el país, vemos por la televisión a la gente gritando, con inyecciones de amor al líder, cuando pasa por esta franja espacial. Luego todo cambia, pero durante esos segundos en los que Martí las mira y las cámaras las graban, parecen ser las personas más felices y entregadas a la Revolución.

Todos hemos sido víctimas de estas ondas telepáticas. Recuerdo especialmente que a los doce años me llevaron a una marcha y que justo cuando pasé frente a Martí, Fidel y todo el que estaba saludando al pueblo, y que no sabía que yo existía, me vinieron a la mente estas imágenes: yo iba montado en un tanque de guerra y frente a mi aparecía Bush desnudo y desmoralizado. Entonces yo disparaba el cañón del tanque y lo reventaba. Después gritaba: ¡Viva Fidel repinga! Y me perdía en una montaña de éxtasis infantil que mezclaba violencia y lo que me habían dicho que era patriotismo.

Consejo sano: Para el próximo 1ro de Mayo, lleven puestos cascos fabricados con papel metálico, es la única manera de repeler el retraso mental leve que producen estas ondas.

https://youtu.be/JrTyCZFa2AU

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store