Image for post
Image for post
Diseño de La Mamarracha

Por Roman Gutiérrez Aragoneses

Esta isla está maldita, al revés. De cabeza. De atrás palante. Bocabajo. Invertida. De espalda al progreso. Complicada. Un lugar hostil que no perdona. La comodidad no se puede disfrutar por un tiempo prolongado sin que se interrumpa.

Humedad y calor, mala combinación. Vivir sofocado es casi siempre desear estar a la sombra o bajo techo, por lo que, si uno quiere hacer caminatas diurnas tranquilas, no se puede. Hay canícula, tremendo sol. Entonces el día en el que uno necesita el sol, ese día llueve. Las regiones tropicales, y sobre todo las que están inmediatamente por debajo del Trópico de Cáncer (como Cuba), son tremenda complicación. Vaho, mosquero y resplandor. Infierno en vez de Tierra.

Estar al tanto de esto hace que coja menos lucha, pero a la vez, esa lucha que cojo se duplica por la impotencia de saber que no habrá remedio.

Sí, la hostilidad de esta isla, además de ser geográfica, también es energética, podemos vivir convencidos de que lo que ocurra, va a ocurrir mal. Sabiendo esto, no es necesario que diga que los cubanos tienen el sistema nervioso hecho talco. Sus estirpes están diluidas de antemano, por lo tanto, no son confiables. Esta es la explicación de por qué se nos hace tan difícil sostener cualquier postura sin que esta no se te derrita por el camino. Y nuestra historia, llena de equivocaciones y retrasos, lo demuestra. Primero somos víctimas del clima, luego de los locos que viven en ese clima. La energía fluye mal. Para demostrarlo da lo mismo citar cualquier ejemplo histórico, social, político, incluso exótico. Miren este:

Los indios Caribes que merodeaban las Antillas, eran conocidos por ser una tribu violenta y caníbal que pasaban por Cuba a masacrar a los Taínos para comérselos. Los Caribes eran una tribu belicosa que tenía por costumbre maquillarse con plumas, resinas y polvos coloridos para causar un fuerte efecto de impresión en sus enemigos y víctimas. Eran indios voraces y a todo color. Sabiendo esto, podemos decir que es un error que a un televisor en blanco y negro fabricado en este país lo nombren CARIBE, así como también es otro evidentísimo error que PANDA (un animal en blanco y negro) sea la marca china del televisor en colores que se escogió para cambiar por el CARIBE.

Compatriotas, en esta isla, la posibilidad del error es mayor de lo que creen. Véanlo, incluso, en ese ejemplo tan extraño y singular. Dense cuenta y cojan la sombra.

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store